eficiencia energetica

eficiencia energetica www.serviciogyg.com.ar


climatizar con eficiencia 

Climatizar con eficiencia energética

Es evidente que el nivel de vida de nuestra sociedad ha aumentado, y esto se traduce también en mayores exigencias de confort ambiental, en nuestras viviendas, en el lugar de trabajo, en toda nuestra vida cotidiana.

Todo esto hace que cada vez seamos menos resistentes a las variaciones de temperatura. Pero, entonces, ¿qué podemos hacer para conseguir, durante el verano, un ambiente confortable en nuestros edificios consumiendo menos energía?

Empecemos por definir la Eficiencia Energética como la reducción del consumo de energía manteniendo los mismos servicios energéticos, sin disminuir nuestro confort y calidad de vida, protegiendo el medio ambiente, asegurando el abastecimiento y fomentando un comportamiento sostenible en su uso.

 

 etiqueta de eficiencia energetica

¿Qué es la etiqueta energética?

El objetivo de la etiqueta energética es informar de forma rápida al consumidor la eficiencia energética y valores de consumo de un electrodoméstico.

Las etiquetas tienen una parte común, que hace referencia a la marca, denominación del aparato y clase de eficiencia energética; y otra parte, que varía de unos electrodomésticos a otros, y que hace referencia a otras características, según su funcionalidad: por ejemplo, la capacidad de congelación para frigoríficos o el consumo de agua para lavadoras.

Existen 7 clases de eficiencia identificadas por un código de colores y letras que van desde el color verde y la letra A para los equipos más eficientes, hasta el color rojo y la letra G para los equipos menos eficientes.

En otros países, ya existen dos niveles más A+ y A++.


¿Cómo se clasifica el nivel de eficiencia?

Existen 7 clases de eficiencia energética, representadas por letras, desde la A hasta la G, siendo A la clase más eficiente.

  • Los artefactos eléctricos clase A consumen aproximadamente un 50% menos de energía que los que presentan un consumo medio.
  • Los artefactos clase B consumen entre el 50% y el 25% menos que los que presentan un consumo medio.
  • Los artefactos clase C consumen entre el 25% y el 10% menos que los que presentan un consumo medio.
  • Los artefactos clases D y E son los que se considera que tienen un consumo medio.
  • Los artefactos clase F consumen entre el 10% y el 25% más que los que presentan un consumo medio.
  • Los artefactos clase G consumen un 25% más que los que presentan un consumo medio.
 

¿Sabías?

A lo largo de la vida útil de un aire acondicionado, el gasto en la factura eléctrica puede ser varias veces superior al precio de adquisición del mismo. Por ello, a la hora de la compra, hay que fijarse en el consumo de energía y optar por los más eficientes.

Para un consumo responsable, el más sencillo y efectivo de los criterios es fijar la temperatura de refrigeración a 24º o 25º C. 

Instalar toldos, cerrar persianas y correr cortinas son sistemas eficaces para reducir el calentamiento de nuestra vivienda.

Por cada grado que disminuya la temperatura de su vivienda, aumentara aproximadamente un 5% el gasto de energía.

Es posible ahorrar hasta un 30% en la factura de la luz por el aire acondicionado, si controlamos su uso y su correcto mantenimiento.

A la hora de la compra, déjese asesorar por profesionales instaladores.
Es importante dejarse aconsejar por un profesional calificado sobre el tipo de equipamiento y potencia que mejor responda a nuestras necesidades, dependiendo de las características de las habitaciones a climatizar.